miércoles, 30 de noviembre de 2016

LO QUE ESTÁ EN JUEGO SON VUESTROS HIJOS.

El pasado 28 de noviembre pude asistir a una charla sobre “diversidad sexual y de género” destinada a padres de alumnos de un colegio público de la Comunidad de Madrid. Participé con permiso del colegio. La sesión fue impartida por la Fundación Daniela (www.fundaciondaniela.org). A continuación sintetizo lo escuchado en la charla, y mis conclusiones. 

1. Definiendo conceptos. Los primeros minutos estuvieron dedicados a clarificar los términos. Se nos explicó que las personas tenemos distintas orientaciones del deseo sexual: heterosexual (“que es la más conocida”), homosexual, bisexual, pansexual y asexual. Curiosamente la diapositiva estaba ilustrada con una foto de la bandera arcoiris. Las distintas orientaciones se trataban -por supuesto- en rango de igualdad, aunque unas sean más “conocidas” que otras.


2. Después se habló de roles y expresión de género. Según los ponentes, se trata de “construcciones sociales”, porque las cosas “no son de chicos o chicas”. Estuve a punto de levantar la mano y preguntar “¿no creéis que el hecho de que a las niñas les guste muchísimo más que a los niños jugar con muñecos de bebés puede tener que ver con el hecho de que las mujeres pueden dar a luz bebés y los hombres no?” No quise interrumpir. Los conferenciantes terminaron diciendo que estamos ante estereotipos. Y es cierto que los hay, pero por debajo hay más cosas que puras construcciones sociales. 


3. Llegó el momento de definir el “sexo”. Se formuló brevemente los ámbitos a los que hace referencia: cromosomas, gónadas, genitales, morfología, hormonas. La imagen que acompañaba era rara. La mujer (XX), el hombre (XY) ambos con aire sombrío, y en medio una figura más sombría aún. En esta diapositiva se detuvieron poco. A la ideología de género le incomodan las realidades objetivas. La genética es tozuda. No se mencionó que la configuración genética (XX o XY) está presente no sólo en los órganos sexuales, sino EN TODAS LAS CÉLULAS DE LA PERSONA. Se detuvieron más en hablar de los casos intersexuales, en los que hay una alteración de la configuración XX o XY. Ciertamente los hay. Son excepcionales, una anomalía genética, aunque ellos no lo expresaron así.


4. Llegamos a la identidad de género. Aquí nos dijeron que tenemos derecho a ser lo que somos… y que lo que somos lo decidimos nosotros. Que es un “SENTIMIENTO INTERNO” y a la vez que “está en el cerebro”. ¿Qué hay más variable en las personas que el sentimiento? ¿Cómo hacer depender la identidad -lo que uno es- de lo que uno siente? Un cacao. Se puede ser hombre, mujer, o identidad no binaria: agénero, género fluido, género neutro, y puntos suspensivos. Esto está abierto. Tu cerebro es DIOS. Si dices que no eres nada, pues eso eres, y así te tienen que tratar. Y el que te diga que algo debes ser… es un intransigente. Los de género fluido fluctúan entre hombre y mujer, no sé sabe muy bien cómo y por qué. Y los neutros… pues eso. Y los puntos suspensivos es porque puede haber más combinaciones. Como no hay verdad ni mentira en esto, pues a gusto del consumidor. 


5. Luego vienen las personas Trans*. El asterisco creo que significa que es un término paraguas en el que pueden caber muchas cosas. La definición es “aquellas personas que no se identifican con el género asignado al nacer”. Este concepto -“sexo asignado”- es importante. Te lo dicen desde fuera. No importa que tu genética y tu anatomía sean masculinas, te lo asignan desde fuera, así, superficialmente…  Aquí es donde se afirmó que “hay niñas con pene, y niños con vulva”. Lo cierto es que encontramos casos excepcionales en los que hay contradicciones entre el dato genético y el anatómico. A veces hay dos órganos sexuales, o ninguno. La novedad del plantemiento de género consiste en no llamar excepcional a lo excepcional, sino llamarlo normal, tan normal como lo demás. Y aquí es donde se falsea la realidad, y lo falso nunca es bueno.


6. Por eso, como se ve en la diapositiva, no podemos saber si un ser humano es niño o niña… hasta que hable y lo decida. Insistieron aquí en una de las conclusiones -a mi parecer- más graves: que es en torno a los 4 años cuando la persona decide su identidad sexual… Sí, la decide. Sí, a los 4 años. Por eso, insistían, conviene formar en estos temas LO ANTES POSIBLE… Aquí sí intervine. Les dije que a los 4 años somos conscientes de pocas cosas, y dudo que nos planteemos la identidad. Apunté que -tal vez- los pequeños que -por los motivos que fuera- tuvieran alguna dificultad en su desarrollo quizá se preguntaran cosas… Pero la experiencia común no es que un niño o niña de 4 años se pregunte quién soy o quién quiero ser. Simplemente, es lo que es. 


7. Como se trata de ser inclusivo -o sea, de incluirlo todo- hay que cambiar el lenguaje. Por eso aparecen las “x”. No son niños o niñas, sino “niñxs”, y aquí cabe todo. Pronunciar no se puede pronunciar, pero no pasa nada. Lo importante es que la ideología se plasme en el lenguaje. Cambia las palabras para cambiar el pensamiento; cambia el pensamiento y cambiaras a las personas. Sencillo y eficaz. Y peligroso. 


8. Llegamos a la diapositiva de los “mitos”. “Una persona sabe si es hombre o mujer cuando madura”. Los profesionales de la Fundación Daniela afirmaron que esto es un mito, o sea, que es falso. En el turno de intervenciones aludí al estudio de este año desarrollado por la Asociación Americana de Pediatría en el que -a partir de sus estudios científicos- se afirma que “el 98% de los chicos y el 88% de las chicas que experimentan alguna confusión en su identidad sexual aceptan naturalmente su sexo biológico después de la pubertad”, o sea, cuando maduran. (aquí el estudio titulado “La ideología de género daña a los niños: https://www.acpeds.org/the-college-speaks/position-statements/gender-ideology-harms-children Traducción en español al final del texto) Al terminar mi objeción, la respuesta que me dieron fue “es una opinión más…” En este apartado también se afirmó que las personas transexuales no tienen por qué operarse para adecuar su cuerpo a su identidad sentida. Se puede ser hombre o mujer, u otra cosa -agénero, o neutro, o intersexual- y tener los órganos sexuales que se quiera. Cada uno es su propio creador. 


9. “Lo natural es ser diversx”. No es una errata. Lo escriben así. Y no, no se refieren a que cada persona es única e irrepetible -que eso ya lo sabemos; que Dios es muy creativo y no hay dos moldes iguales-. A lo que se refieren es a que no hay norma ni excepción; que no hay naturaleza de las cosas, sino sentimiento, deseo, y la decisión omnipotente de cada sujeto de ser lo que le dé la gana. De hecho afirmaron: “lo que es normal nos lo hemos inventado nosotros”… Y según los conferenciantes, la forma de querer a las personas es decirles que sí, que muy bien, que tienen razón… Y si les dices “me parece que te equivocas”, significa que no las quieres, que no las aceptas, que no eres inclusivo.


10. En el turno de preguntas se les planteó cuán científico era el planteamiento expresado por ellos a lo largo de su charla. La respuesta fue: “tan científico como quien defienda otra postura”. 

11. Esta mirada sobre la persona y la sexualidad es la que transmitieron por la mañana a los niños de 10 y 11 años del colegio. Lo hicieron a través de una dinámica, en la que les preguntaban -entre otras cosas- si “lo normal es que a los chicos les guste las chicas y viceversa” y “si una chica lo es porque tiene cuerpo de chica”. Después de que los alumnos se posicionaran sobre dichas afirmaciones, los coordinadores les daban “la respuesta correcta” (palabras literales del guión). A la vista del planteamiento hecho, ya sabemos qué respuestas les han dado. En la sesión formativa a los niños también se les mostraba un vídeo o se les contaba un cuento. Desconozco qué contenido se les mostró. Quizá fue el vídeo que nos pusieron a los mayores, en el que un papá acaba yendo al colegio vestido de mujer para recoger a su hija… Aquí el videoclip:



Conclusión.

Se están impartiendo -y desgraciadamente se van a impartir en el futuro- sesiones formativas sobre “diversidad sexual y de género” a niños y adolescentes que en realidad son “deformativas”. Basadas en la ideología de género, sin base científica, con afirmaciones falsas, “perjudican a los niños”, como afirma sin ambages la Asociación Americana de Pediatría (estudio mencionado arriba). 

Las sesiones son impartidas además por fundaciones y colectivos que asumen absolutamente la ideología de género -como se puede ver en la web de la Fundación Daniela- y que forman parte del movimiento LGTBI. En el caso de la citada fundación, el coordinador se define como “activista LGTB”. Quizá haya padres y madres que -como yo- respeten a las personas de ese movimiento, pero no compartan sus planteamientos, y prefieran que la educación a sus hijos sea impartida desde otra perspectiva. 

Para aquellos padres y madres que desean educar a sus hijos desde la mirada del humanismo cristiano, comparto con ellos las palabras preocupadas y claras que el Papa Francisco ha pronunciado al respecto. Nos ha mostrado diáfanamente -siguiendo la tradición cristiana- que el creyente ama y acoge a toda persona, pero eso no implica aceptar todos los planteamientos y opciones de la misma. Cito al terminar el artículo las referencias fundamentales del Papa sobre este tema. 

Y termino. El artículo 27.3 de la Constitución española consagra el derecho de los padres/madres a que sus hijos reciban la educación religiosa y moral conforme a sus propias convicciones. Antes que la Constitución, el propio derecho natural concede a los padres la custodia y decisión de cómo educar a sus pequeños. En toda esta cuestión, LO QUE ESTÁ EN JUEGO SON VUESTROS HIJOS. Su desarrollo, su vocación, su vida, su felicidad. Es hora de tomar decisiones. Es hora de formarse en la verdadera afectividad y sexualidad humana, tan hermosamente iluminada por la fe cristiana, para ser vosotros quiénes enseñéis vuestros hijos a conocerse, a vivir y a amar. Es hora de exigir en las escuelas que no se den planteamientos ideológicos contrarios a vuestras convicciones. Es hora de dejar la pasividad y de proponer vuestra mirada a todos, para que todos puedan beneficiarse de ella, y se construya una sociedad donde el respeto se fundamente en las verdades, no en las ideologías. Para todo ello, contáis con el Señor, con la Iglesia, con mucho apoyo, con miles de testimonios, y con la torpeza y oraciones de este pobre servidor. 




Anexo 1. 
Algunas citas recientes del Papa sobre la ideología de género.



Encíclica Laudato sii nº 155.

“La aceptación del propio cuerpo como don de Dios es necesaria para acoger y aceptar el mundo entero como regalo del Padre y casa común, mientras una lógica de dominio sobre el propio cuerpo se transforma en una lógica a veces sutil de dominio sobre la creación. Aprender a recibir el propio cuerpo, a cuidarlo y a respetar sus significados, es esencial para una verdadera ecología humana. También la valoración del propio cuerpo en su femineidad o masculinidad es necesaria para reconocerse a sí mismo en el encuentro con el diferente. De este modo es posible aceptar gozosamente el don específico del otro o de la otra, obra del Dios creador, y enriquecerse recíprocamente. Por lo tanto, no es sana una actitud que pretenda «cancelar la diferencia sexual porque ya no sabe confrontarse con la misma»”




Exhortación “Amoris laetitia” nº 56.

“Otro desafío surge de diversas formas de una ideología, genéricamente llamada gender, que «niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer. Esta presenta una sociedad sin diferencias de sexo, y vacía el fundamento antropológico de la familia. Esta ideología lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre hombre y mujer. La identidad humana viene determinada por una opción individualista, que también cambia con el tiempo»[45]. Es inquietante que algunas ideologías de este tipo, que pretenden responder a ciertas aspiraciones a veces comprensibles, procuren imponerse como un pensamiento único que determine incluso la educación de los niños. No hay que ignorar que «el sexo biológico (sex) y el papel sociocultural del sexo (gender), se pueden distinguir pero no separar»[46]. Por otra parte, «la revolución biotecnológica en el campo de la procreación humana ha introducido la posibilidad de manipular el acto generativo, convirtiéndolo en independiente de la relación sexual entre hombre y mujer. De este modo, la vida humana, así como la paternidad y la maternidad, se han convertido en realidades componibles y descomponibles, sujetas principalmente a los deseos de los individuos o de las parejas»[47]. Una cosa es comprender la fragilidad humana o la complejidad de la vida, y otra cosa es aceptar ideologías que pretenden partir en dos los aspectos inseparables de la realidad. No caigamos en el pecado de pretender sustituir al Creador. Somos creaturas, no somos omnipotentes. Lo creado nos precede y debe ser recibido como don. Al mismo tiempo, somos llamados a custodiar nuestra humanidad, y eso significa ante todo aceptarla y respetarla como ha sido creada.”   




Diálogo del Papa en Cracovia con obispos polacos. Julio 2016.

“En Europa, América, América Latina, África, en algunos países de Asia, hay verdaderas colonizaciones ideológicas. Y una de estas – lo digo claramente con nombre y apellido – es el 'gender'. Hoy a los niños – a los niños – en la escuela se enseña esto: que cada uno puede elegir el sexo. ¿Por qué enseñan esto? Porque los libros son los de las personas y de las instituciones que dan el dinero. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Y esto es terrible.”




Anexo 2. 

La ideología de género hace daño a los niños.
Estudio del Colegio Americano de Pediatría actualizado el 17 de agosto de 2016. (https://www.acpeds.org/the-college-speaks/position-statements/gender-ideology-harms-children )

1. La sexualidad humana es un rasgo biológico objetivo binario: XY y XX son marcadores genéticos saludables, no los marcadores genéticos de un trastorno. La norma del diseño humano es ser concebido como hombre o como mujer. La sexualidad humana es binaria por definición, siendo su finalidad obvia la reproducción y crecimiento de nuestra especie. Este principio es evidente por sí mismo. Los extraordinariamente raros trastornos del desarrollo sexual, entre ellos la feminización testicular [o síndrome de insensibilidad de los andrógenos] y la hiperplasia suprarrenal congénita, son desviaciones de la norma sexual binaria, todas ellas médicamente identificables y directamente admitidas como trastornos del diseño humano. Los individuos con trastornos del desarrollo sexual no constituyen un tercer sexo.

2. Nadie nace con un género. Todos nacemos con un sexo biológico. El género (la conciencia y sentimiento de uno mismo como hombre o mujer) es un concepto sociológico y psicológico, no un concepto biológico objetivo. Nadie nace con conciencia de sí mismo como hombre o mujer; esta conciencia se desarrolla con el tiempo y, como todos los procesos de desarrollo, puede desviarse a consecuencia de las percepciones subjetivas del niño, de sus relaciones y de sus experiencias adversas desde la infancia. Quienes se identifican como "sintiéndose del sexo opuesto" o como "algo intermedio" no conforman un tercer sexo. Siguen siendo hombres biológicos o mujeres biológicas.

3. La creencia que tenga una persona de ser algo que él o ella realmente no es constituye, en el mejor de los casos, un signo de pensamiento confuso. Cuando un niño que por lo demás es biológicamente sano cree que es una niña; o una niña que por lo demás es biológicamente sana cree que es un niño, existe un problema psicológico objetivo –en la mente, no en el cuerpo–, y debe ser tratado como tal.

Estos niños sufren de Disforia de Género. La Disforia de Género (DG), anteriormente conocida como Trastorno de Identidad de Género (TIG), es un trastorno mental reconocido en la más reciente edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-V). La teoría psicodinámica y la de aprendizaje social del DG / TIG nunca han sido desmentidas.

4. La pubertad no es una enfermedad, y los bloqueadores hormonales pueden ser peligrosos. Reversibles o no, los bloqueadores hormonales inducen un estado de enfermedad -la ausencia de pubertad- e inhiben el crecimiento y la fertilidad en un niño que antes era biológicamente sano.

5. Según el DSM-V, hasta un 98% de niños con género confuso y hasta un 88% de niñas con género confuso aceptan finalmente su sexo biológico tras pasar la pubertad de forma natural.

6. Los niños que utilizan bloqueadores hormonales para reasignación de sexo necesitarán hormonas cruzadas al final de la adolescencia. Las hormonas cruzadas (testosterona y estrógenos) se asocian con riesgos para la salud, entre ellos hipertensión, coágulos de sangre, derrame cerebral y cáncer.

7. Las tasas de suicidio son veinte veces mayores entre los adultos que utilizan hormonas cruzadas y sufren cirugía de reasignación de sexo, incluso en Suecia, que se encuentra entre los países con mayor respaldo LGBT. ¿Qué persona compasiva y razonable condenaría a ese destino a chicos jóvenes sabiendo que tras la pubertad hasta un 88% de las chicas y un 98% de los chicos aceptarán la realidad y alcanzarán un estado de salud física y mental?

8. Condicionar a los niños a creer que es normal estar toda la vida sustituyendo química y quirúrgicamente su propio sexo por el opuesto constituye un abuso infantil. Respaldar la discordancia de género como algo normal a través de la educación pública y de las políticas legales confundirá a hijos y padres, llevando a muchos niños a acudir a "clínicas de género" donde les administren fármacos bloqueadores hormonales. Esto, a su vez, virtualmente asegura que ellos "elegirán" recibir hormonas cruzadas cancerígenas o de un modo u otro tóxicas, y probablemente considerarán innecesariamente, cuando sean adultos jóvenes, la mutilación quirúrgica de sus órganos sanos.

37 comentarios:

  1. ¿Se puede saber el nombre del colegio? Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Julián por destapar este intento de adoctrinamiento de nuestros hijos

    ResponderEliminar
  3. Cuidado. No solo en colegios. Fundaciones de este corte ideológico, también en escuelas infantiles públicas de Madrid están impartiendo formación sobre género a los padres.

    ResponderEliminar
  4. El problema de la iglesia es que pretende decirte lo que eres, cuando hay casos en que ni tú mismo lo sabes. Dejen a las personas que decidan lo que quieren o no quieren ser, no hacen ningún daño con ello a los demás. En cambio, con imposiciones y prejuicios sí se hace mucho daño a personas que son juzgadas, apartadas e incluso maltratadas por la sociedad únicamente por su condición sexual. Que desde la enseñanza pública se pretenda orientar a niños y padres hacia el conocimiento de que existen otras cosas además del azul y el rosa, el blanco y el negro, me parece fantástico. El que sepas que existe la homosexualidad no te condiciona a serlo, pero si lo eres y no sabes que es una opción igual de válida que las demás, tienes un grave problema. Ya va siendo hora de evolucionar un poco, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo.Gracias por expresarlo tan claramente.

      Eliminar
    2. Espero (si eres padre), que no seas de esos que les dicen a los niños, "no te subas ahí, que te vas a caer","no cojas el cuchillo que te cortas"... y les dejes decidir lo que quieren o no quieren hacer (que es según tú lo que tienen que hacer). El que sepas que exista peligro por caerte o cortarte no condiciona a que te caigas y te cortes. Así que cuando corrijas en cualquier cosa a tus hijos, piensa que también es una opción válida y si no lo piensas así tienes un grave problema. Ya va siendo hora de darse cuenta de lo que significa evolucionar ¿no?

      Eliminar
    3. Es peligroso el cuchillo, por lo tanto hay que enseñarle que no lo tome, mas no es peligroso tener otra sexualidad, ser diferente, eso no es peligroso ni malo, por lo tanto, no hay porque corregirlo.

      Eliminar
  5. El problema de esos colectivos minoritarios o residuales es que se creen en posesión de la verdad, y como se autodiscriminan para ganar suculentas subvenciones en nombre de no todos los de su misma condición sexual, se aferran al calor de dinero diciendo que los discriminan. Tolerancia para todos, en las mismas condiciones.

    ResponderEliminar
  6. ¿Minoritarios? ¿residuales? ¿se autodiscriminan? Sin duda tú te estás mostrando muy tolerante, si. La primera que ha discriminado a gays y lesbianas ha sido la iglesia Católica, te recuerdo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesús, instruyenos, ¡dónde,cómo y cuándo la Iglesia Católica ha discriminado a gays y lesbianas?

      Eliminar
  7. Estimado Jesus, no es la iglesia la que te dice quién eres, sino la REALIDAD. Un niño de 4 o 5 años, del que aun se entiende que no ha llegado ni al uso de razón, no tiene la capacidad de tomar una decisión como esa. Y no defiendo bajo ningún concepto que las personas sean apartadas, rechazadas o maltratadas, defiendo que las personas deben ser acogidas y amadas. Aquí de lo que se habla no es de maltratar a alguien sino de imponer una ideología que no respeta la verdad de la persona y que además, no tiene ninguna base científica, anatómica, ni biológica

    ResponderEliminar
  8. Después de ver el video, todo esto es tan artificial y tan absurdo que es difícil creer que alguien mínimamente serio y razonable le dé algún valor. Un despropósito. Ya no es que vaya contra nuestras convicciones como cristianos, es mucho más elemental. Es que es un despropósito y una estupidez.

    ¿Y nadie puede parar a Cifuentes and company?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues veras, dices que es un desproposito y una estupidez pero ya tenemos leyes que te pueden multar con 40.000 euritos, en Madrid, y en otras 11 provincias Españolas, si haces algun comentario que desagrade al Lobby. Poderoso caballero es don dinero. A eso de 1830 un grupito de gente (por no nombrarlos) se dedico a hundir a la Iglesia Catolica y como no podian decidieron .... En fin, leeros lo que dicen los del Grupito de "La Haute Vente"

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Bambam4 de diciembre de 2016, 15:16
    Si en algo tiene razón el señor Julián Lozano es en que, "Es hora de "exigir" en las escuelas que no se den planteamientos ideológicos contrarios a vuestras convicciones"; y con ello sería de Ley que éstas se conviertan por fin en escuela sin adoctrinamiento católico como única opción "religiosa" o parte del horario lectivo en un país aconfesional, interacial y multicultural, ahora si... gracias a Dios... (con el que cada cual desee confesar).
    A ver si aprendemos a verbalizar y comunicar cosas con coherencia, señor Lozano y quizá... también a respetar a todo el mundo sin distinción tal y como se derime de la historia de la iglesia primitiva... la de verdad, no esta que habla de manera demagógica atacando un centro público que ha abierto sus puertas a la figura de la iglesia (esta vez de manera vountaria , no como en el caso del área de religion cristiana que se obliga a ofrecer como única opción religiosa en un país todos sabemos llevo de maravillosa diversidad) con la confianza de trabajar en equipo en pro de los niños y bajo el deber y derecho que ampara la Legislación actual al respecto y no los deseos caprichosos de un centro para generar polémica... ni "supongo" los de una parroquia de hacerlo...
    Sería más lógico para su condición de comunicador, hablar directamente con el claustro del centro sus preocupaciones acerca del tema antes de crear una alarma social que tanto se aleja de serlo como que se trata de condición sin ecuanum de respetar y hacer crecer la humanidad de cada ser humano que tenemos a cargo con muchísimo gusto dentro de la vida real, la realidad actual y la educación pública, que no privada con carácter católico... donde quizá la legislación actual si pueda ser obviada simplemente por el hecho de no estar de acuerdo con ella...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Bambam.

      A diferencia de la ideología de género que se está imponiendo a todos los alumnos, la asignatura de religión católica es optativa. Los padres que no la quieren para sus hijos no la cursan.

      Sí hay posibilidad de cursar otras asignaturas confesionales si hubiera el número mínimo de alumnos que la pidan.

      En cuanto a las conversaciones con el equipo directivo, también las he mantenido.

      No he mencionado ni el nombre del colegio ni el lugar porque lo que me preocupa -y de eso quiero alertar a otros- es el contenido de las sesiones de "diversidad sexual y de género". Y ciertamente este artículo está sirviendo para ello.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Don Julián, sin absoluta intención de serle ofensiva, lógicamente por varios motivos y desde el respeto que toda persona merece, usted no me es "estimado"; por lo cual, intentaré no utilizar esta inadecuada palabra en un contexto inadecuado.

      En primer lugar, creo que desconoce la idea de que ningún alumno ha sido obligado a asistir a la reunión informativa a la que se refiere y por tanto no ha sido de origen impuesto ni por todos los alumnos escuchada; aunque considero que hubieran ganado con su asistencia en varios aspectos.
      De la misma manera opino acerca de las familias, que fueron invitadas en su plenitud y por desgracia no asistieron en su mayor parte, por lo que no podrán opinar sobre el tema en cuestión más que basados en grab medida en palabras subjetivadas de forma natural desde connotaciones personales de unos y otros.

      Eliminar
    3. En segundo lugar, las asignaturas confesionales diferentes a la religión católica se ven imposibilitadas, como en este caso sí sabrá, debido a que se trata de varias confesiones diferentes que no reúnen el número suficiente de alumnos interesados pero sí en cómputo en muchas aulas superan la confesión católica.
      Una vez más, se valora mayormente la numerosidad que el respeto a cualquier persona que se encuentra dentro de una minoría... supongo que, también una vez más, porque no compensa el respeto al otro más que otros aspectos...
      Y sé lo dice una persona ligada a un entorno de confesión católica, basado en este caso en el respeto humilde al otro por ser simplemente "persona" y no igual en convicciones o creencias.

      En tercer lugar, si lee de nuevo, me refería a la comunicación con el claustro y no solamente de forma específica con parte del equipo directivo; que por supuesto y perfectamente representa el sentir del claustro pero no le es posible asumir la totalidad de las preocupaciones de la Comunidad educativa por mucho que lo desee; lo que sí podría trabajarse, como apuntaba en mi opinión, a través de comunicaciones personales y encaminadas hacia lo positivo con el numeroso claustro, parte del cual usted entiendo que conoce o le es posible conocer aún más si desea aunar en vez de separar a su localidad en una empresa tan grande como el respeto al otro... a TODO el "otro".

      Se trata, en definitiva, de tener presente que la solución a esta sociedad perdida en muchos aspectos que tanto le preocupa a usted y a muchos de nosotros, no pasa por la guerra (ni siquiera camuflada, sutil ni virtual) sino por la unión de todas las fuerzas a través del diálogo en pro de los que van a formar la siguiente sociedad, ... sueño... más tolerante...
      Cada centro, y en concreto este al que se ha referido de forma indirecta en su opinión, se debe y lucha por el cumplimiento de la Ley, pero sobretodo y especialmente por el progreso académico (en primera instancia) y personal de todos los niños con los que trabaja a diario, acercándoles a la realidad social de la localidad y fomentando la empatía, preocupación y solidaridad ante las características y soledades de su Comunidad educativa al completo. Quizá esta parte de la idiosincrasia del centro educativo que le abrió sus puertas, también usted la conozca, aunque le dé menos valor que a otros aspectos más polémicos obviándolos en su subjetiva opinión.

      Sin más, invito a su reflexión al igual que usted alude a la de los demás.
      Reflexione quizá , sí le parece adecuado, acerca de como todas las actuaciones tienen consecuencias, no sólo las de aquellos con los que no estamos de acuerdo, sino también las propias; y si no somos conscientes de ellas... o de la parcialidad que supone la connotación de lo que escribimos, se convierten en dañinas y por lo tanto fundadoras de suspicacias y negatividades que a nadie benefician... menos aún a aquellos de los que nos preocupamos.
      Vertamos opiniones... pero desde la humildad, la no parcialización y el sentido común de nuestros actos... que éstos consigan lo que pretenden pero sin arrasar con grandes esfuerzos en muchos sentidos porque todo funcione con sentido y respeto.

      Agradezco su atención y me despido definitivamente con el objetivo de no engrandecer esta polémica que, lejos de aunar manos, conforma un sinsentido de lejanía entre todos a los que nos preocupan las personas menores a nuestro cargo.

      Un saludo.
      Belén Arcaya

      Eliminar
  12. Estimada Belén:

    Le agradezco que se haya identificado.

    Disiento en casi todas sus apreciaciones. Sería largo de exponer. Especialmente en el asunto de la subjetividad. Por otro lado, que yo haya explicado el contenido de una charla y no haya hablado de todo lo bueno que se hace en este colegio es porque el artículo estaba originado por la charla, y no por otras realidades del colegio que personalmente admiro.

    La división en la sociedad no la trae la crítica constructiva, sino la mentira, la ideología y la manipulación. Por eso he denunciado el contenido de la citada charla.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  13. Como padre, lo primero agradecer el relato. Y lo segundo hacer un llamamiento.

    Está muy bien que estemos alerta, que cuidemos de saber si en nuestro cole se va a hacer tal o cual cosa, el que los niños no vayan si intuimos... Pero hay que ir de frente y por derecho y avisar a TODOS los partícipes del tinglado (el político que dicta la norma, el que la permite, el trastornado que da la charla, el director que les deja entrar en el centro abandonando así su misión de velar por los niños, el profesor a cuyo cuidado están que los manda a ese laboratorio, los padres colaboracionistas...) de que una agresión ed tal calado a nuestros hijos, a nuestra familia, será respondida con toda la contundencia de la que yo al menos sea capaz.

    ResponderEliminar
  14. La promoción de la confusión de ideas sobre la realidad produce efectos graves al momento de valorar las situaciones porque lo que es contrario a las personas es visto como bien. Es una forma de cubrir las mentiras con piel de verdad.

    ResponderEliminar
  15. Padre Lozano, sólo quiero agradecerle su valentía y coraje al publicar este artículo. Crea que ha sido totalmente providencial para mí y mi familia. Le animo a que siga velando por nuestras almas y sobre todo por las de nuestros hijos. Rezaremos en casa por usted.

    ResponderEliminar
  16. Es verdaderamente sorprendente como se puede difundir esta ideología que es tan estrambótica y tan contraria a todo lo que hemos vivido hasta ahora. Lo que puede satisfacer plenamente a sectores minúsculos (porque ni mucho menos esto gusta a todas las personas con tendencias homosexuales, esto es algo de una militancia ideológica agresiva que quiere extender su concepción de la vida a propios y extraños) se trata de imponer como algo natural a toda la sociedad ¿Cómo pueden estar tantos recursos económicos al servicio de esta ideología extraña que supone y busca, ni más ni menos, que la destrucción de la familia tradicional, con lo que esto supone de desdicha para tantos y tantos individuos en nuestras sociedades? No se me ocurre otra explicación que el que los promotores de estos dislates en Occidente tienen una intención malthusiana, de control de la población que es lo que verdaderamente les preocupa. Y ese control de la población dirigido por unas élites reducidísimas en EE.UU y Europa Occidental se hace sin importar la desdicha de cientos de miles de familias que se fragmentan y de personas que sufren por esa desdicha objetiva que afecta, no a sus ideas, sino a sus existencias individuales ¿Y a estas élites les importa este sufrimiento individual? De ninguna manera, para ellos estas personas son sólo números a cuadrar, son daños colaterales en un proyecto, puramente materialista y que acaba con culturas e individuos, que a mí me parece inhumano y diabólico.
    Le agradezco que haya compartido públicamente su experiencia y su visión sobre este asunto, D. Julián, creo que es muy necesario. Le estimo y le saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valoro mucho la claridad de su postura, la comparto.

      Eliminar
  17. Gracias por su aporte. Lo comparto. Como dicen, lo único peor a la ideología de género (disfrazada de lucha por la igualdad) es nuestra indiferencia ante tal villanía.

    ResponderEliminar
  18. si estos tipos siguen acumulando poder e influencia llegará un día que "Los Juegos del Hambre" sea parecido a la realidad, si alguien vió la película trataba de una superciudad enormemente rica donde vivían extraños seres transexuales y de otros tipos, de vestimentas estrafalarias. Esta minoría dominaba sobre los distritos, donde los habitantes pobres, hambreados y sometidos solo debían trabajar para mantener la riqueza de la capital, y su única esperanza de salir de la pobreza era ganar en Los Juegos del Hambre, un reality show donde jovencitos se asesinaban en un juego de supervivencia donde se le garantizaban riquezas inmensas de por vida al ganador, para diversión de los televidentes.

    ResponderEliminar
  19. Como empezo esto y donde terminara, de ser y sentirse discriminados y señalados por elegir una opción sexual diferente a querer gobernar y gobernar a los demás e imponer sus ideas, que no tienen ningún fundamento mas que "el que cada uno haga lo que le apètezca , sienta, quiera o necesite" y que los demás lo aceptemos... por esa regla de tres tendremos que ir aceptando todas y cada una de las aberraciones que aniden, nazcan, se aniden o se les ocurra a cualquier ser humano, esto se nos ha ido de las manos... Lo mejor que podemos hacer, como creación de Dios es volver al plan original y aceptar como bueno lo que Dios dice que es bueno y aceptar como malo lo que Dios dice que es malo y no utilizar el libre albedrío para nuestro propio mal y el perjuicio de los demás...

    ResponderEliminar
  20. La diferencia entre los defensores de la ideología de género y los que ustedes acusan de adoctrinamiento católico en la enseñanza está en que ustedes acuden a la razón de la fuerza para imponer sus ideas mientras que nosotros nos apoyamos en la fuerza de la razón.
    Nuestra razón no necesita de coacción física, pero ustedes sí que acuden a las multas y violencia institucional para imponerse. Se impondrán pero no convencerán, ya lo dijo Unamuno . La historia confirmó su afirmación como la confirmará en contra de ustedes, lo mismo que ha sucedido con otros muchos ejemplos de salvadores recientes.
    Usted, al que no niego, que está interesado en construir una mejor enseñanza, una mejor sociedad lo mismo que yo, debiera ser el primero en avergonzarse de estos procedimientos y rechazarlos.
    Yo no impongo a sus hijos lo que usted no quiere, pero usted quiere imponer a mis hijos lo que yo no quiero
    ¿En qué se diferencia su conducta de la de aquel Estado fascista que en los últimos días de su vida impulso una multa de 4000 pesetas a un párroco porque en el sermón del domingo criticó su ideología política y social?.
    Luis Sánchez

    ResponderEliminar
  21. Disculpen mi bisoñez en esto de los comentarios. Caí aquí por azar. Leído mi comentario después de publicado, me parece que induce a confusión de quienes son sus destinatarios, que lo son los defensores de la ideología de género Lui Sánchez

    ResponderEliminar
  22. Pues si quieren educación moral y religiosa a la carta para sus hijos páguenla y no se aprovechen de la pública que es DE TOD@S Y PARA TOD@S!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resulta q los católicos también pagamos impuestos....

      Eliminar
  23. Tu texto es una maravilla, Pater. Muchas gracias por tu valentía. Alguien tenía q denunciar todo este delirio moral. Abrazo, oraciones y a seguir!

    ResponderEliminar
  24. Que la gente siga las leyes retrógradas de un hombre imaginario que aparece en un libro dogmático que ha provocado catástrofes desde hace miles de años diga que quererse a uno mismo por lo que es es un 'delirio moral' dice mucho del mundo en el que vivimos. Ya que tenemos que compartirlo con fanáticos de debilidad espiritual, lo mínimo sería que se encerraran en su secta anacrónica y dejaran al resto del mundo en paz. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a Dios, Pep, además de fanáticos, dogmáticos y débiles espirituales que siguen a un hombre imaginario, hay gente como tú, respetuosa y moderada, que razona con argumentos sus opiniones, como ha quedado de manifiesto en tu comentario.

      Yo no deseo que te cierres en ningún grupo, sino que te abras a confrontar tus pensamientos con personas que opinan de modo diverso al tuyo. Después de tus descalificaciones, aguardo tus argumentos, si los tienes.
      Un saludo.

      Eliminar
  25. Ante la maso-cracia que domina, la oración mueve montañas.
    .
    Recordemos Lucas 18, la parábola de la viuda inoportuna ¿tenemos fe para orar día y noche? ¿encontrará fe Jesús cuando vuelva en la tierra?
    .
    Y por último cito a San José María Escrivá de Balaguer: "...Que tu vida no sea una vida estéril. —Sé útil. —Deja poso. —Ilumina, con la luminaria de tu fe y de tu amor. Borra, con tu vida de apóstol, la señal viscosa y sucia que dejaron los sembradores impuros del odio. —Y enciende todos los caminos de la tierra con el fuego de Cristo que llevas en el corazón..." Camino, punto primero.

    ResponderEliminar
  26. La educación de los niños pertenece a los padres que delegan en las instituciones, y son los padres los que deciden qué tipos de formación moral quieren para sus hijos, por eso es opcional la clase de religión, NO PASA LO MISMO CON LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO, NI PREGUNTAN PERO SI IMPONEN UNA IDEOLOGÍA, ADEMÁS DESDE LOS 3 AÑOS PORQUE SI A LOS 4 YA PUEDEN ELEGIR...ES UNA AVERAACIÓN Y NOS ESTÁN QUITANDO EL DERECHO A EDUCAR SEGÚN NUESTRAS CONVICCIONES Y ADEMÁS EL DERECHO A EXPRESAR LIBREMENTE NUESTRA OPINIÓN CON RIESGO DE MULTA. Gracias P. Julián por ser nuestra voz.

    ResponderEliminar